America

Rafael Caro Quintero, narcotraficante mexicano condenado por asesinar a un agente de la DEA, es capturado por las autoridades de México

CIUDAD DE MÉXICO — Un capo de la droga condenado por orquestar la tortura y el asesinato de un agente antidrogas fue capturado en el norte de México el viernes, según funcionarios mexicanos, lo que hace que ese caso que durante mucho tiempo ha sido una fuente de tensión con Estados Unidos esté más cerca de su resolución.

El capo de la droga, Rafael Caro Quintero, fue capturado en un operativo conjunto que involucró a la Marina mexicana y la oficina de la Fiscalía General del país cerca del pueblo de San Simón en el estado de Sinaloa, según dijeron los funcionarios mexicanos.

Se emitió una orden de arresto contra Caro Quintero para allanar el camino para su extradición a Estados Unidos, dijeron las autoridades.

Caro Quintero fue declarado culpable de planear el asesinato en 1985 del agente de la DEA Enrique Camarena, conocido como Kiki, y fue incluido en la lista de los 10 criminales más buscados del FBI en 2018 después de haber sido liberado en 2013 por un tecnicismo legal. Desde entonces, ha estado prófugo.

En una acción que tomó por sorpresa a las autoridades estadounidenses, Caro Quintero había cumplido 28 años de su sentencia de 40 años cuando un juez lo puso en libertad de manera abrupta y dictaminó que había sido juzgado indebidamente en un tribunal federal en vez de un tribunal estatal por el asesinato de Camarena.

Credit…FBI

La tortura y el asesinato de Camarena, quien trabajaba como un agente encubierto, se consideró como un punto de inflexión en la violenta guerra del gobierno mexicano contra los cárteles de la droga, y durante mucho tiempo ha sido un tema doloroso para los funcionarios de los cuerpos de seguridad de Estados Unidos, así como una fuente de fricciones con Washington.

Estados Unidos había estado buscando la extradición de Caro Quintero al momento de su liberación. Durante mucho tiempo, el hombre sostuvo que no ordenó el asesinato de Camarena.

La captura del infame capo de la droga, que fue uno de los fundadores del ahora desaparecido Cártel de Guadalajara, se produce pocos días después de que el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador se reuniera con el presidente Biden en Washington.

En una declaración conjunta después de la reunión, ambos líderes dijeron que habían “reafirmado nuestro compromiso de trabajar juntos para abordar los principales problemas de seguridad que afectan a nuestras naciones, incluidos los desafíos del fentanilo, el tráfico de armas y el contrabando de personas”.

También es probable que la captura de Caro Quintero sea vista como una victoria importante para López Obrador, quien ha presidido uno de los periodos más sangrientos en la historia de México, a pesar de prometer abordar el crimen y sofocar la violencia.


Related Articles

Back to top button